Navidad como activismo político

La Navidad, más que una época de consumo capitalista o de celebración cristiana (como la izquierda esgrime), es un símbolo de esperanza nuevos deseos para afrontar el próximo año y también es un símbolo de Occidente.
En ese mismo sentido, en la navidad hay un sentimiento de nostalgia sobre los sueños no alcanzados, remembranzas sobre familiares y épocas de felicidad. El venezolano no escapa a este sentimiento de nostalgia sobre todo en ver cómo eran las navidades pasadas en este país, donde los medios de comunicación (RCTV y Venevisión) jugaban un papel fundamental dentro de todo este sentimiento. Basta con recordar cómo un buen porcentaje de la población venezolana esperaba la famosa “Cuña Navideña”, convirtiéndose a lo largo de los años en una suerte de competencia de ver cual era el canal de televisión que hacía el mejor trabajo de producción, donde participaba todo el personal artístico del canal. Recuerdo incluso un comercial donde aparecían reporteros circunspectos durante todo el año y en el comercial navideño “se desataban”.
 tinedo-guia-manejando-bicicleta-en-comercial-navideno
¿Les parece un argumento un tanto banal? Yo les invito a dar nuevamente otra lectura. Sin ir muy lejos, miren como de una u otra manera el Chavismo a colocado su versión de un Comercial Navideño, donde el tema musical, de todas las gaitas habidas y por haber en Venezuela, escogen “Amparito”, la cual trata sobre una linda colombiana de la que se enamora el cantante de la historia. Se ejecutan, para mí, dos metamensajes perfectamente hilados:  dar la versión chavista de lo que es un mensaje navideño y también es, de cierta forma, desestimar el hecho de la nacionalidad colombiana de Maduro o más que desestimarla, es burlarse de ello, demostrando “poder”.
Entrando ya en el punto que deseo desarrollar con este escrito, ¿Usted recuerda cómo fue su navidad pasada? ¿Recuerda como fue la antepasada? ¿Recuerda la anterior a esa? ¿Y la anterior? Pues bien, hemos venido de Dakazo en Dakazo, de shock en shock, condicionados y poco a poco hemos perdido nuestras tradiciones.
Primero, empezaron con “prohibir” el Árbol de navidad y figuras alegóricas a Santa Claus por representar símbolos ajenos a la realidad venezolana. No olvidemos como poco a poco se ha ido transculturizando a Venezuela y parte de este fenómenos se ha dado en todos los flancos tanto el cultural como el económico y ahora también el religioso, no siendo casual la proliferación de prácticas religiosas animistas, como lo es la santería, representando algo anti-venezolano y a su vez anti-occidental.
Parte de la transculturización es la de sustitución, deformación o degradación de un símbolo, transformado en otro, tal como hemos visto con la imagen de Bolívar, el cambio de la bandera y escudo nacional (denotando la instauración de una nueva época), símbolos de alto impacto, ya que de renegarlos, se estaría cayendo en un chantaje por ser “anti-Bolívar” y “anti-venezolano”, donde se alegaría además de querer volver atrás, de volver a la “Cuarta”. El chantaje funciona y funciona muy bien.
 VENEZUELA-CHRISTMAS-CRIB-CHAVEZ
Sume a esa receta los ingredientes propios de una crisis económica, política y social y tendrá como resultado como se va partiendo en fragmentos la cohesión nacional de este país, lo que sería ideal para planes de avanzadas de colonización económica y política: Un estado satélite.
Nunca me cansaré de decir que el chavismo es un proyecto sumamente anti-venezolano que preparar las bases para la construcción de una plataforma de Oriente en Occidente. No seremos el ombligo del mundo, pero estamos cerca.
Para el día de hoy, muchos padres de familia se plantean decirle a sus hijos la “realidad de Santa”, donde se cercenaría ese espíritu navideño y de ilusión de sus hijos, como lo es no tener regalos de navidad este año, ya que no pueden costearse un juguete o un obsequio, porque es regalo o es comer. Así de crudo y duro. Con esto, la navidad es arrebatada de tajo a una gran cantidad de niños, quitándoles de cierta forma la ilusión, quitándoles el espíritu de la navidad. Repito, no es casual el plan de anti-venezolanidad de quebrar poco a poco el espíritu nacional con pequeños detalles.
Ahora le pregunto a usted, estimado lector, ¿cree ahora casual que en esta época le haya tocado el saqueo sistemático del Estado, conocido coloquialmente como “Dakazo” a jugueterías y demás productos derivados a los niños que serán distribuidos a los CLAP?  Es simple. El sector del chavismo manipulador de masas (tarea que ejerce con total maestría) desea que esos juguetes decomisados sean entregados directamente a cierto sector demográfico-político descontento con la actual gestión, paleando de cierta forma justamente el efecto de no poder costear juguetes. Vuelvo y repito, el chavismo sabe lo que hace y nada es casual.
Sería bueno saber cuántos venezolanos para la fecha de la publicación de este artículo se han comido su primera Hallaca, entendiendo la Hallaca como algo que va más allá de una tradición gastronómica venezolana de la época, sino la Hallaca como un momento de reunión familiar, un momento donde todo el núcleo se une para hacer este platillo; unos lavan las hojas, otro hace el guiso, otro arma las hallacas, otro las envuelve, otro las cocina y otro las guarda, dando paso luego a la comunión entre familias y compartir entre vecinos y familiares relativamente lejanos. Ya esa tradición se ha vuelto prohibitiva por la situación económica.
Con todo lo antes expuesto, llámenme conspiranoico, exagerado o incluso ridículo si así le parece, pero es sumamente sospechoso como hemos ido perdiendo sistemáticamente la navidad, ese momento de encuentro, de reflexión, de compartir, de unidad familiar y comunitaria; tal vez el día de mañana poner algún símbolo navideño sea el mayor acto de resistencia que pueda hacer el venezolano.
La navidad es tuya, solo tuya. No te la dejes robar.
Estimado lector, sin ánimos de sonar irónico, les deseo una Feliz navidad junto a sus familiares y amigos.
Enlaces de interés:
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s